lunes, 21 de octubre de 2013

LA CABAÑA DEL TÍO TOM, HARRIET BEECHER STOWE



En el estado norteño de Kentucky, el rico terrateniente Shelby, para poder pagar fuertes deudas contraídas, se ve en la dolorosa necesidad de vender y separar de su familia al más fiel de sus esclavos, el viejo tío Tom, y a Henry, un pequeño de 4 años de edad.

La madre del pequeño, Eliza, escucha la conversación y teme la separación de su niño, por lo que recurre a la señora Shelby, quien consigue hacer disipar sus temores al decirle que su marido no sería capaz de algo semejante. No obstante, no es consciente de la mala situación en que se encuentran y éste, por la noche, le confirma que es su única opción y que ya ha firmado los papeles que el mercader de esclavos llamado Haley le ha ofrecido. Eliza, que aún temía que esa conversación se pudiese dar, se escondió en el armario y lo escuchó todo. En cuanto puede se dirige a su habitación, escribe una nota, prepara una pequeña bolsa y huye con su pequeño Henry.

Antes de marcharse, Eliza pasa por la cabaña donde vive Tom y su familia para advertirles, para pedirle que huya con ella, pero la fidelidad de éste a los Shelby y las consecuencias que tendría que los dos se fuesen, tanto para amos como para esclavos, se lo impide. Así se separan sus caminos para empezar a partir de esa noche nuevas vidas llenas de incertidumbre.




La cabaña del tío Tom es un título muy conocido, pero no me había animado a ponerme con él porque sabía que trata un tema muy sensible y pensé que podría ser duro de leer. Bueno, lo compré hace unas semanas y ahora, tras haberlo terminado, puedo asegurar que fue aún más difícil de lo que pensé. No he leído tanto como me gustaría, pero sé que no ha sido poco, y jamás en toda mi vida me había resultado tan complicado avanzar con un libro por razones que no están relacionadas con el hecho de que me guste o no. El problema aquí fue que debía cerrar el libro cada tantas páginas porque no había cómo avanzar sin que una indignación tremenda me nublara la vista; de modo que mejor dejarlo y retomarlo cada tanto. 

He pensado mucho acerca de por qué este libro me ha afectado tanto y he llegado a la conclusión de que son sus puntos fuertes precisamente los que despiertan las emociones más apasionadas en el lector. El libro está narrado de forma coloquial, el lenguaje es muy sencillo, las escenas son cortas y todo transcurre con un aire de normalidad, como si la autora solo compartiera un hecho común sucedido en algún momento a personas también comunes. De eso se trata.



No creo que haya un ser humano decente en el mundo que pueda leer esta historia y no sentirse indignado de que algo de lo que pasa allí sea considerado normal, y el que sepamos que así fue solo nos hace sentir peor. Harriet Beecher Stowe, la autora, fue una abolicionista que se vio impulsada a escribir esta historia por un hecho específico: el horror frente a la esclavitud. Cuando se promulgó una ley que sancionaba a todos aquellos en contra de la esclavitud y que ayudaran a esclavos que escapaban de sus amos (detesto esa palabra en prácticamente cualquier contexto), se lanzó a publicar esta historia por entregas en un periódico abolicionista de la época. Luego, cuando todo su trabajo fue recopilado se convirtió, más que en una novela, en un documento histórico que retrata de forma clara, sencilla y sin adornos todos los abusos a los que se sometió  a tantas personas en su país. 

He leído, y no sé si será del todo cierto, que cuando Abraham Lincoln conoció a Beecher, la llamó "la pequeña mujer que escribió el libro que inició esta gran guerra" (la Guerra de Secesión). No me extrañaría que fuera verdad, ya que la influencia de su obra marcó el destino de Estados Unidos y estoy segura de que impactó en hombres como Lincoln de la misma forma en que más de cien años después continúa haciéndolo. 

Creo que la calidad literaria de la novela no es tan importante como el mensaje que transmite y los testimonios por medio de historias que comparte, y aún cuando sea duro leerlo (doy fe de ello), es importante darle una oportunidad porque, lamentablemente, aunque la esclavitud nos suene a una palabra lejana, solo basta buscar un poco en las  noticias para saber que no ha sido del todo erradicada. Tal vez la difusión de libros como este nos permitan que la indignación por hechos tan terribles se riegue por el mundo, como tanta falta hace.


32 comentarios:

Laura Peñafiel Manzanares dijo...

Hola Aglaia.
He derramado muchas lágrimas leyendo este libro, hace ya mucho tiempo.
La autora no se anda por las ramas a la hora de denunciar la esclavitud. Harriet Beecher Stowe fue una mujer muy valiente que luchó contra la esclavitud y este libro fue su denuncia contra algo que es tan monstruoso.
Terrible y dramático, pero lleno de esperanza.
Un fuerte abrazo, Aglaia.

Natalia. dijo...

¡Hola!

No he leído este libro, pero no lo descarto pues siempre estoy abierta a nuevos libros!
Gracias por compartirlo:)

Besos xx

Natalia. dijo...

¡Hola!

No he leído este libro, pero no lo descarto pues siempre estoy abierta a nuevos libros!
Gracias por compartirlo:)

Besos xx

Nena Kosta dijo...

He leído la novela y también he visto adaptaciones al cine.
En este sentido recuerdo también otra novela: "Raices" (Roots)de Alex Haley, de la cual nació una serie que se hizo famosa en televisión hace años. La he visto y, posteriormente, leí la novela. Terrible. Pero absorbente al cien por cien. Es que faltan las palabras para definir la rabia, la emoción, la impotencia que se siente frente a semejantes actos al ser humano ¿con qué derecho?

Un beso

Trinity P. Silver dijo...

No he leído el libro aunque es muy conocido, lo tengo pendiente aunque sé que será duro, como muy bien dices.
Besos

Enzo dijo...

Una novela que leí hace bastantes años y de la que todavía tengo un muy buen recuerdo. Simplemente maravillosa.
Un beso.

Seri dijo...

Este es un libro que quiero leer desde hace tiempo, pero creo que lo mejor es ir preparado mentalmente para ello, y ahora mismo no es el momento para ponerme con él. Tu reseña me confirma lo que ya pensaba, que se sufre mucho leyéndolo. Sin embargo, sé que terminaré haciéndolo.
Besos.

Catalina Lezcano dijo...

Lloré como una magdalena con este libro, y casi lo había olvidado, hasta que he leído tu reseña y me han entrado ganas de volver a leerlo! jajaja
Te sigo!
Un besote

Laura Devoradoradelibros dijo...

No le conocía siempre estaba el cachondeo de la cabaña del tio tom pero no me había planteado que hubiera un libro jajaja

Un beso

Ana Blasfuemia dijo...

Lei este libro siendo niña, como lectura infantil. Demasiado crudo para una lectura en aquel momento. Lo releí varias veces posteriormente, y siempre quise al bondadoso Tom. No sé si Beecher iniciaria la Guerra de Secesión, pero sí es cierto que ella pensaba que sólo las mujeres podían acabar con la esclavitud.

Estoy de acuerdo: no ha sido erradicada, ni siquiera en el "primer mundo", donde ha adoptado formas aberrantes (trata de mujeres, pederastia, etc).

Un gran, gran, libro.

Besos!

EldanY dalmaden dijo...

De muy pequeñito lo leí.
Me gustó.

Saludos.

Fawn dijo...

Hola querida Aglaia.

No sé si estaría preparada para leer esta novela y enfrentarme a lo que cuenta. Lo tendré en cuenta, pero no sé realmente si tendré valor de leerlo algún día. Te agradezco infinito la reseña y el mensaje que nos trasmites en ella ;)

Besos de colores, hadita linda.

Feliz semana cargada de sueños cumplidos!

Norah Bennett dijo...

Yo lo leí hace mucho cuando no me afectaban tanto ciertas cosas. Creo que hoy no sería capaz, está muy bien contado y escrito pero hay que cogerlo con mucha fuerza.
Besos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Lo leí hace muchos, muchos años y guardo muy bien recuerdo, es un libro para mi de los que no se olvidan. Me ha gustado encontrarlo por aquí. Besos

••I♥[Dolo]♥I•• dijo...

Hola!
No lo conocía pero pinta bien!
Un beso.

Margari dijo...

Leí este libro pero en versión adaptada a un público más juvenil hace años. Y por esta razón no me he animado a leer el libro en sí. Pero después de leerte, me parece que debiera hacerlo, que creo que me va a gustar aún más, aunque tenga que parar la lectura varias veces...
Besotes!!!

Citu dijo...

Yo no lo he leído me paso como a ti, se me hizo muy difícil lo mismo me ocurre con el libro de raíces. Tal vez algún día me anime, te mando un beso y te me cuidas.

Raquel Campos dijo...

Hola Aglaia, leí este libro hace tantos años que no me acuerdo, lo que sí recuerdo es que me dejó una gran huella. Su lectura es profunda y el tema de la esclavitud está muy bien relatado y algunos pasajes son muy duros.

Besos!!

Acompáñame Podemos-juntos dijo...

Estoy leyendo uno que es parecido, a lo mejor cuando acabe, empiezo con este. Un saludo.

Marilì acosta dijo...

Solo podria hablarte de la adaptacion en el cine....y dura,tierna, si q lo es...Es una de las peliculas q mas me ha hecho llorar...pero tb es verdad q no es dificil hacerme llorar jejejejejej

Preciosa reseña!

Un besito

mientrasleo dijo...

Me encanta este libro, loo leí hace una eternidad y me llamó mucho la atención la historia que tenía detrás y los problemas que ocasionó la imagen que daba de los negros, para los propios negros que muchos se vieron simples...
Besos

Vanedis dijo...

Me has tocado la fibra sensible con tu reseña...madre mía, ignorante de mí, que pensaba que era un libro juvenil !!
Veo que te ha dejado una gran huella dentro, eso, a pesar de su dureza y tu indignación por el tema que trata, es precioso !
Besos !

Luciana dijo...

Debería volver a leerlo, porque fue un libro que leí cuando aún no comprendía del todo las injusticias del mundo.
Besos

Lesincele dijo...

Creo que mi madre lo tiene...a ver si lo miro, que no me importaría leerlo.
Un beso!

Meg dijo...

No lo he leído, y aunque sé que va a ser duro, considero que es un clásico que tengo que leer sí o sí. Un besote!!

Leyna dijo...

No lo he leído, gracias por la reseña :)

Besooooos =P

Tamara VN dijo...

No me gustan mucho los libros que son tan duros, creo que me hace ponerme triste, no se, pero es que me gusta más soñar en la literatura, ya que el mundo real es suficientemente triste. :( Un besazo.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Es un libro desgarrador y directo, donde se pone de manifiesto las miserias del Ser Humano y su falta de sentido común y sensibilidad hacia el prójimo y todo lo que le rodea.
Hace mucho que lo leí y, un poco, se me puso la "carne de gallina".
¡¡¡Gracias por compartir esta Entrada!!!
Abrazos y besos.

Evanir dijo...

Em toda minha vida percorri um caminho...
não sei se é longo ou curto,
mas o que importa são as
pessoas que conheci
e marcaram meu coração.
Na minha vida dei carinho e amor
para aquelas pessoas especiais,
como você que é uma pessoa
especial na minha vida.
Deus fez o mundo, espalhou por
ele pessoas maravilhosas,
e nos deu a missão de encontra-las,
cumpri a minha encontrei você.
Um abençoado final de semana
Deus abençoe você hoje e sempre.
Beijos e meu eterno carinho.
Evanir.

Lourdes dijo...

¡Hola tesoro! Nunca he leído esta obra. Me ha contado mi madre que de joven la ha leído y siempre la recuerda. Es una bonita historia amiga. Gracias por la reseña. un beso grande y lamento la tardanza en pasarme por tu bello sitio.

Babel dijo...

Nunca he tenido deseos de leer este libro, pero quién no lo conoce? Ésa es también su fuerza, como tú dices, que su mensaje se ha transmitido a todos más allá de sus páginas.
Siempre tienes buenas lecturas y reflexiones que compartir :o)
Besotes pensativos.

Jara dijo...

Hola, llevo tiempo queriendo pasar a conocerte pero siempre voy con el tiempo tan justo que al final un día y otro mi propósito se iba quedando aparcado.

Me ha gustado mucho tu reseña. No he leído el libro. Es de esas historias que crees conocer desde siempre y en realidad no tienes más que una idea general.
Me propongo ponerle remedio convencida de que a pesar de la dureza merece mucho la pena conocerlo de verdad.

Besos