lunes, 29 de julio de 2013

LA DISCIPLINA AL ESCRIBIR



Lo primero, antes de compartir algunas ideas que me rondan, quiero darles las gracias por los ánimos y el apoyo para la novela Dime si es amor; tanta buena vibra ha llegado de forma precisa y estoy contenta de poder contarles de que por ahora le va muy bien, que ha recibido comentarios muy amables, va bien situada, y espero seguir en ese rumbo; volveré pronto para mostrarles algunas reseñas que la historia ha recibido.

Ahora, quería también escribir un poco acerca de esas ideas que a veces me inquietan, de una en particular.



Con frecuencia, quienes escribimos hablamos de las musas, esos seres casi mágicos a los que atribuimos la capacidad para inspirarnos. Bueno, me gusta pensar que existen, pero también es cierto que la disciplina juega un papel primordial en el proceso de creación. Es más, creo sinceramente que es el esfuerzo el que sirve de aliciente para que estas llamadas musas lleguen hacia nosotros, las llamamos con el pensamiento y el deseo de crear.

Es curioso, pero no importa cuántas ideas me ronden, si no trabajo en ellas, poco importa tener un pelotón de musas haciendo guardia frente al ordenador, no hay trabajo que no se realice si no le ponemos ahínco y verdadero esfuerzo. 

Alguna vez leí que Mario Vargas Llosa dijo: "La escritura es disciplina, no inspiración que cae de un árbol", y en gran parte estoy de acuerdo con él, aunque confieso que su actitud casi militarizada no va conmigo, soy un poco más relajada, porque creo que nunca podré escribir sintiendo verdadero placer si me pongo lineamientos tan verticales, prefiero desviarme un poco en el camino y luego volver al sendero, pero sin dejar de hincar los codos en el proceso.



Prefiero, por mucho, el plan de trabajo que esbozó Henry Miller cuando empezó a escribir Trópico de Cáncer. Me encanta que tuviera todo tan claro, que supiera cuál era su meta, pero se diera tiempo para otras actividades, que a la larga tan solo enriquecieron a su proyecto. Este es el curioso plan de Miller, el mismo que llevó a cabo, y tuvo como resultado una de las grandes obras de la literatura universal:

Mandamientos:

1. Trabajo en algo hasta que termines.
2. No empieces nuevos libros, no agregues material nuevo a Black Spring.
3. No seas nervioso. Trabaja con calma, alegría, imprudencia o lo que sea que tengas a la mano.
4. Trabaja de acuerdo al Programa, no al ánimo. ¡Detente en el momento señalado!
5. Cuando no puedes crear no puedes trabajar.
6. Consolida un poco cada día, en vez de agregar nuevos fertilizantes.
7. ¡Mantente humano! Visita personas, ve a lugares, bebe si te apetece.
8. ¡No seas un caballo de tiro! Trabaja únicamente con placer.
9. Descarta el Programa cuando lo desees —pero vuelve a él al día siguiente. Concéntrate. Afina. Excluye.
10. Olvida los libros que quieres escribir. Piensa únicamente en el libro que estás escribiendo.
11. Escribe, antes que nada y siempre. La pintura, la música, los amigos, el cine: todo eso viene después.
El Programa (así, con mayúscula) al que se refiere Miller en la lista anterior:

Mañana:

Si atontado, escribe algunas notas y asigna, como estímulo.
Si en plena forma, escribe.

Mediodía:

Trabaja en la sección en curso, siguiendo su plan escrupulosamente. Sin intrusiones, sin desviaciones. Escribe para terminar una sección a la vez, para bien de todo.

Tarde:

Ve amigos. Lee en cafés.
Explora zonas poco familiares —a pie si húmedo, en bicicleta si seco.
Escribe, si estás de ánimo, pero solo sobre el programa Menor.
Pinta si vacío o cansado.
Toma notas. Haz esquemas, planes. Corrige el manuscrito.


Nota: Deja tiempo suficiente durante el día para hacer una visita ocasional a los museos, un boceto ocasional o una vuelta ocasional en bicicleta. Bosqueja en cafés, trenes y calles. ¡Deja las películas! Biblioteca para referencias una vez por semana.



¿No es interesante? A mí entender una compacta y clara lección de escritura, una que procuro seguir, aunque a veces, la conocida procrastinación me tiente con sus garras. Sin embargo, me aferro a mi frase favorita de su plan: "Mantente humano" y con eso claro, una vez le dedicamos a la escritura el tiempo que merece, y del que disponemos, claro, está todo bien. El bloqueo del escritor es otro tema del que me encantaría comentar luego, claro. 

¿Y ustedes qué opinan? ¿Musas o disciplina? ¿Conocen a algún autor que hablara abiertamente del tema como estos dos brillantes caballeros? 

27 comentarios:

Enzo dijo...

El plan de trabajo es magnífico. Si yo estuviera dotado para la escritura, sería mejor todavía.
Un beso.

EldanY dalmaden dijo...

Jejejee, por eso escribo tan mal, solo lo hago cuando digo, voy a ver si escribo 20 páginas de algo.
Por cierto, me tengo que poner de nuevo con la continuación del libro que dejé a medias hace unos meses, ya me tiene harto y quiero terminarlo.

Saludetesssssssss

Anyi dijo...

me encantó ese plan de trabajo!! me encantaría tener uno para mí!!
Crearé también mandamientos, o seguiré esto!!
gracias por la entradaa

un beosoo

mientrasleo dijo...

Me encantan estas entradas sobre un mundo que me fascina y me es totalmente ajeno
Besos

MODA EN PLANETA MUJER Roos dijo...

Primero que nada: Felicitaciones!
Y segundo, que me encantó esta entrada, muy bueno para que sigan los escritores estos buenos consejos!!!
Que sigas bien amiga, yo por el momento he abandonado los blogs, pero no voy a dejar de leerte!!!!
Besote
Roos

Tamara dijo...

Yo la verdad es que tengo muchas musas, pero también mucho que hacer y no me da tiempo a todo. Un besazo.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

La Inspiración es importante, pero la disciplina en el trabajo es fundamental.
Tu Tienes y eres Inspiración y Laboriosidad.
Abrazos y besos.

Citu dijo...

Uy algunos, lineamientos si sigo. Pero el que te gusta aveces no últimamente parezco ermitaña aveces ni hablo con nadie porque o ando ocupada o deprimida, pero tiene razón. Si te metes en tus personajes olvidas como es el mundo real.
Cuando ando sin muchas ganas de escribir dejo que un tema me apasione y le entro solo es cuestión de practica ganas y paciencia.
Un beso y t eme cuidas.

Kike dijo...

Excelente entrada Claudia. Para mi la disciplina es vital, el marcarte unas pautas a la hora de escribir. Está claro que si te lo tomas a nivel profesional tienes que marcarte unas pautas y unos objetivos. A veces es dificil mantener el ritmo de escritura,y no te digo si tienes que entregasr una novela. Aunque las musas jueguen un papel importante, ella no van a escribir por ti.

Besos
Kike (M.B)

Trinity P. Silver dijo...

La disciplina es lo mejor a la hora de escribir, pero reconozco que yo soy un desastre ;)
Besos,

Angry Bego dijo...

Muy interesante y muy útil. Para los que aspiramos a escribir algún día algo, estas cosas sirven mucho.

Lesincele dijo...

Menudo planning más bueno, al final la constancia y la disciplina es muy importante.
Un beso!

Leyna dijo...

Me han encantado los mandamientos xD

Besooooos =)

Fuego dijo...

Pues... sí, pero depende de la persona también :) Supongo que hay personas a las que les cuesta más escribir que a otras, también hay unas que comienzan y no paran hasta que terminan el libro, prácticamente no salen y se la pasan día y noche. Creo que va de acuerdo a cada persona acomodarse a su ritmo de escritura. Pero en cuando a la disciplina... toda la razón ^.^
Bessos!

gabusiek dijo...

Me encanta este plan de trabajo. Es muy bueno para personas que les gusta escribir mucho :)


Sigo tu precioso blog y espero que hagas lo mismo con el mio www.gabusiek.blogspot.com
Un beso grande

Susana Deseo Libros dijo...

¡¡Hola preciosa!!

Es bueno tener una disciplina pero creo que la creatividad tiene que existir, por muchas horas que estés al día frente a la hoja si no hay creatividad.... no hay nada.
Besos.

Laura Peñafiel Manzanares dijo...

Hola Aglaia.
¿Cómo estás?
Siempre he intentado seguir un plan de trabajo. ¡De veras que lo he intentado! El problema es que lo empiezo y, enseguida, me olvido de él.
Llevo mi ritmo de trabajo y me siento más cómoda así.
Aún así, no descarto intentar hacer un nuevo plan de trabajo o seguir éste. ¡Aunque sólo sea por intentarlo!
Un fuerte abrazo, Aglaia.

Anuca dijo...

Opino como tú, las musas haberlas las hay pero también es fundamental tener una cierta disciplina (como para la mayoría de las cosas)
Me alegro de que tu nueva novela vaya bien =D Yo tengo a la espera "En busca de un hogar", pero caer caerá ;-)
Un besito

CANDY dijo...

Muy bueno, sigue así, yo también creo en la disciplina al escribir.
Besos y feliz fin de semana.

Regina Fuentes dijo...

Me atrapo el tema de tu entrada...Yo que tengo como escape el escribir, su llamado viene a mi en pensamientos nocturnos que abordan mi sueño por tanto no podría llamarlos musa. Pero ellos me dan los versos de entrada para lo que luego plasmaré en las letras. Gracias por todo lo expresado ha sido de mucho interés para mi

Azmin Cangar dijo...

Muchas gracias por la entrada, por tomarte el tiempo de compartir.

Besotes y abrazotes

Lourdes dijo...

Muy buenos consejos querida amiga. Las escritoras que recién comenzamos tenemos muchas dudas así que muy oportuno el spot. Creo que le doy prioridad a las musas. A veces las traviesas se acumulan y es verdad que debes apartar ideas nuevas de otras historias, y permanecer en la obra que estás trabajando. Me sucede a menudo.
Gracias por los maravillosos consejos. Un beso enorme.

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

Madre mia, soy hiperactiva no puedo estar más de 10 minutos en la misma cosa por lo que no podria seguir tu planning :) pero te admiro por que lo consigas

besos

Esciam dijo...

Hola linda!

Creo que lo principal son las ganas. Uno puede tener a la musa, puede tener la diciplina, pero se necesitan las ganas. ¿Qué son? Ese hacer las cosas con energía, con cariño y emoción. Las ganas hacen que aprender a escribir sea por pasión y no por hastío, nos hace tener paciencia con el beteo y sonreír con la historia. No sé cómo llamarla, pero creo que si tienes la idea y en verdad te centras en escribir, llegan.
Personalmente, creo que eso es lo que me falta, centrarme. No pensar en que puedo hacer otras cosas, sino solo escribir y esperar por las ganas. Me cuesta.
Saludos linda!

Lesincele dijo...

Muchas gracias por la entrada y los consejos, vienen genial la verdad.
Un beso!

Cuentos para peques dijo...

¡Hola!

Tienes un premio esperándote en mi blog, espero que te guste;)

http://cuentos-para-peques.blogspot.com.es/p/premios.html

Un besito.

InésM dijo...

Un gran plan.
Lo tendré en cuenta para mis proyectos.
Besos.